Preguntas Frecuentes

Obesidad

¿En qué consiste el tratamiento para descenso de peso de Centro Cien?
Brindamos un tratamiento interdisciplinario integral, que aborda el sobrepeso desde distintos enfoques para lograr éxito en el descenso de peso y mantenimiento a largo plazo. La obesidad es una enfermedad causada por distintos factores metabólicos, psicológicos y sociales. Es por eso que cada caso requerirá evaluación y estrategia individualizada, adaptada y personal.
En Centro CIEN contamos con todas las alternativas de tratamiento científicamente aprobadas, quirúrgicas y no quirúrgicas, posibilitando que el tratamiento sea “un traje a medida” de cada persona.
Nuestro equipo está constituido por médicos clínicos, endocrinólogos, cirujanos laparoscopistas, especialistas en psicología, lic. en nutrición y en actividad física, todos ellos con vasta experiencia en el tratamiento de la Obesidad.
Además contamos con otros especialistas que acompañan el tratamiento desde el control de las enfermedades asociadas, como expertos en diabetes, gastroenterología, dermatología y problemas respiratorios.

¿Hay algún alimento prohibido en un plan para bajar de peso?
En CIEN no hablamos de prohibiciones ni permisos, sino de alimentos más convenientes que otros, y alimentos que debemos limitar su consumo (grasas y dulces) para lograr la pérdida de peso.
La idea es aprender a comer en forma sana, equilibrada y sin restricciones exageradas que sólo aumentan el deseo de comer aquello prohibido, por eso nuestros planes de descenso de peso incluyen alimentos de todos los grupos (verduras, frutas, pasta, cereales, carnes, lácteos).

¿Cuántas calorías tengo que consumir por día para bajar de peso?
En CIEN realizamos el cálculo de las necesidades calóricas de cada paciente, a través de fórmulas, a fin de indicar el plan alimentario con las calorías convenientes para cada uno, considerando que cada persona tiene gustos y necesidades nutricionales distintas. Se tienen en cuenta factores como si es hombre o mujer, peso actual, edad, actividad física que realiza, entre otros.

¿Para qué sirve la bioimpedancia?
La bioimpedancia es un estudio indoloro que, a través de una computadora pequeña, conectada a electrodos en mano y pie, permite conocer la composición corporal de una persona. El equipo informa cantidad de masa grasa, masa magra, agua corporal, gasto metabólico basal y el porcentaje ideal de grasa. Para que la información sea confiable, el paciente tiene que concurrir con una preparación, que consiste en ayuno de líquidos durante 4 horas, no haber tomado diuréticos ni haber hecho ejercicios intensos, y que las mujeres estén fuera de su periodo menstrual.
El estudio se realiza en el consultorio, al inicio del tratamiento y luego se repite a los 3-6 meses a fin de evaluar la evolución.

¿Cómo puedo hacer para quedar más satisfecho después de comer?
Hay dos elementos que, al ser incluidos en cada comida, nos ayudan a sentirnos plenos y saciados, estos son el agua y la fibra. Los alimentos ricos en agua y fibra (frutas y verduras) ayudan a bajar el valor calórico de una comida y a comer menos por la saciedad que producen.

¿Por qué me cuesta seguir siempre una dieta?
Nadie puede “vivir a dieta”. Si encaramos un problema crónico como es el sobrepeso, con una idea de un tratamiento agudo, como es una dieta, seguramente vamos a durar poco tiempo. La persona “dietante” es aquella que siempre vive “a dieta” real o mentalmente y está convencida de que si no come “nada”, si evita determinados alimentos que “engordan”, bajará mucho de peso y rápidamente. Como esto no es verdad, en cada nuevo intento de dieta “exagerada” fracasan, abandonan ese intento y vuelven a subir de peso.
En CIEN les proponemos una estrategia que les permita modificar las conductas por las cuales aumentaron de peso, para así poder bajar de peso y mantenerlo. Eso incluye un plan de comidas, pero no una “dieta rígida” ya que está demostrado que estas generalmente se acompañan de una posterior reganancia de peso.

¿Por qué me cuesta cuidarme si tengo problemas personales?
No siempre las personas comen por hambre real. Muchas veces comemos en respuesta a problemas de dinero, salud, pareja, etc. En CIEN les enseñamos a identificar el hambre “real”, y al mismo tiempo a trabajar para poder separarlo de la “ansiedad o hambre emocional”, que es lo que lleva a comer de más, en situaciones en las que en realidad no es necesario comer. Aunque lleve mucho tiempo haciéndolo y aunque crea que es imposible dejar de hacerlo, las conductas se “reaprenden”, son modificables con el tratamiento, permitiendo así un mejor manejo del peso.

¿Si yo no me veo tan mal, porqué el médico insiste en que tengo que bajar de peso?
Muchas veces las personas con exceso de peso tienen una lista de excusas por las cuales no hacer nada al respecto: “No me veo tan mal”, “Tengo otros problemas más importantes”, “Me gusta demasiado comer”, “Seguro que engordo después”, “Voy a tener que comprar ropa nueva y voy a gastar mucho”, etc.
Sabemos que el exceso de peso no es un problema estético, sino una condición perjudicial para la salud, que está asociada a enfermedades como diabetes, hipertensión, artrosis de rodillas, entre otras. Es por eso que los médicos insisten en que, si tenemos exceso de peso, hagamos tratamiento.
En CIEN trabajamos estrategias para ayudarlos a derribar esas excusas que dificultan lograr una adherencia al tratamiento y así lograr los objetivos propuestos.

¿Qué actividad física me conviene hacer para bajar de peso?
Nuestro objetivo es ayudarte a adoptar el hábito de ser activo y no sedentario. Sabemos que no es fácil, sobre todo si nunca realizaste actividad física o si la has interrumpido hace algún tiempo.
La motivación es fundamental para lograr la constancia. Eso lo logramos más a menudo con un entrenador, un grupo de compañeros o un amigo. Y en el caso de personas con mucho exceso de peso, la supervisión del profesional es fundamental para evitar lesiones.
En CIEN nuestro especialista en Actividad Física realiza una entrevista personal, una evaluación de tu capacidad funcional y de tu estado físico, para proponerte un plan de trabajo apropiado. Esto puede incluir caminata, cinta, bicicleta, pilates, trabajo en pileta, etc.

¿Con qué peso se recomienda operar  la obesidad?
La Cirugía Bariátrica o de la obesidad se realiza en aquellos pacientes que padecen obesidad severa o mórbida que a través de las dietas o tratamientos clásicos no han podido descender y mantener el peso descendido a largo plazo. 
Cuando el paciente tiene obesidad grado 2 (IMC 35), con algún problema de salud asociado, u obesidad grado 3 (IMC 40), y ha fracasado con intentos previos para bajar de peso, es conveniente que se evalúe la posibilidad de la cirugía de la obesidad.

¿Por qué la cirugía?
Porque en el obeso severo,  el tratamiento médico, utilizando dieta, gimnasia y fármacos es efectiva sólo a corto plazo, teniendo el 100% reganancia de peso a mediano y largo plazo.
Los estudios científicos demuestran que, hoy en día, el único tratamiento efectivo en estos pacientes es la cirugía, que logra resolver no sólo la obesidad sino también los problemas de salud asociados a ella como la hipertensión, diabetes, artrosis, apnea del sueño, etc.

¿Cuáles son los pasos que hay que dar para operarse?
El programa de Cirugía de la Obesidad comienza con una consulta con el médico nutricionista-endocrinólogo, en la que se elabora una historia clínica con valoración nutricional y metabólica, y se evalúa si inicialmente el paciente tiene criterios médicos para considerar su inclusión en el programa de cirugía de la obesidad.  Si tiene indicación de cirugía, se hace la consulta con el cirujano del equipo que realiza la evaluación quirúrgica, explicando cuáles son las técnicas actualmente utilizadas y las ventajas comparativas de cada una.

A partir de allí se realizan exámenes para valorar el estado de salud general del paciente: laboratorio, electrocardiograma, ecografía abdominal, examen respiratorio, examen del aparato digestivo y evaluación psicológica. Con  los resultados, el equipo de profesionales determina en conjunto si el paciente está en condiciones de ser intervenido quirúrgicamente y  qué tipo de cirugía será la más conveniente para ese paciente.

Allí comienza la preparación preoperatoria para llegar en condiciones óptimas a la intervención. Al mismo tiempo se realiza el ajuste de medicación y control de las enfermedades asociadas a la obesidad (hipertensión, diabetes, etc.). 


¿Cuál es la operación recomendada? ¿Cómo se realiza?
Dos son las técnicas más recomendadas: el By Pass gástrico y la Manga Gástrica.  Ambas cirugías tienen un gran porcentaje de éxito en el descenso de peso y mantenimiento a largo plazo.
Durante la consulta el equipo quirúrgico de CIEN,  le explicará con métodos multimedia como se realizan las cirugías específicamente y le propondrá la cirugía más adecuada para su caso. Finalmente, junto a usted  tomarán la decisión de cual realizar.
Todas las cirugías de la obesidad que realizamos se hacen por Laparoscopía, lo que produce menor agresión por ser incisiones muy pequeñas,  menor dolor y más rápida recuperación.

¿Cómo se produce la pérdida de peso con la cirugía de la obesidad?
Tanto el By pass gástrico como la Manga Gástrica funcionan disminuyendo la cantidad de comida que se ingiere debido a que se forma un pequeño estómago que se sacia con una menor cantidad de alimentos, a eso llamamos efecto restrictivo.  
Además, en ambas cirugías se aísla o se saca, la parte del estómago que produce una potente hormona del hambre llamada Ghrelina, por lo que los pacientes no tienen hambre después de operarse.
El comer menos cantidad y no sentir la necesidad constante de comer permite el descenso progresivo de peso. En el By Pass Gástrico hay además un ingrediente de malabsorción de calorías en el intestino que también colabora con la pérdida de peso. A esto llamamos efecto Malabsortivo.

¿Tiene riesgos la intervención? 
Toda cirugía tiene riesgo y la Cirugía Bariátrica, que es una cirugía mayor, no es una excepción. Sin embargo, tiene hoy menos riesgos que la mayoría de las operaciones, y los riesgos de la operación son mucho menores que muchas de las enfermedades causadas por la obesidad severa.

¿Cuánto tiempo estaré internado?
Normalmente entre 2 y 4 días, dependiendo del proceso de recuperación. 

¿El post-operatorio es doloroso?
Como en cualquier procedimiento laparoscópico, existe algo de molestias durante las primeras 24 horas. De todas maneras, esto es bien tolerado con la prescripción de analgésicos. 
Los pacientes caminan inmediatamente después de la cirugía, lo que hace que la recuperación sea mucho más sencilla.

¿Cuándo puedo volver al trabajo?
El tiempo de reincorporación dependerá  de la necesidad de hacerlo y del tipo de trabajo.  Tenemos pacientes que han comenzado a trabajar a la semana de haberse operado y esa es otra ventaja de la Cirugía Laparoscópica miniinvasiva.

¿Tendré que seguir una dieta?
Sólo el primer mes la dieta es tipo papilla. Luego la dieta es la misma comida que come el resto de la familia, cuidando sólo que sea rica en nutrientes, sobre todo en proteínas. Gracias a los efectos hormonales de la cirugía que disminuyen el hambre, se hace muy fácil comer menos y seguir perdiendo peso. 


¿Con qué ritmo se pierde peso?
Depende de cada persona, del peso inicial y del tipo de operación. Habitualmente se pierden 4-5 kilos por mes, pero cuanto mayor el peso inicial mayor la pérdida de peso.


¿Es muy costosa?
Actualmente las obras sociales y prepagas cubren la cirugía de la obesidad. Consultando con nuestro equipo, se lo asesorará sobre cómo son los pasos a seguir para gestionarlo. 


¿Cómo quedará mi cuerpo después de la cirugía?
Lo que primero que hay que tener en cuenta es que la piel es probablemente el órgano que más se estira en todo nuestro organismo. A medida que crecemos, toda la piel se va haciendo más elástica progresivamente, al mismo tiempo que se va regenerando, proceso que se ve afectado por la forma en que tratamos nuestra piel y en general nuestro organismo.
Cuando perdemos mucho peso, y especialmente cuando lo perdemos rápidamente, le damos muy poco tiempo a la piel para que se adapte a la nueva forma que ahora tiene nuestro cuerpo, lo que resulta en esa piel “sobrante”, a veces también llamada “colgajos”.
Es por eso que es importante que el descenso de peso esté acompañado por un plan de actividad física adecuado y un plan de alimentación controlado, que prevea el aporte nutricional necesario para incrementar la masa muscular y disminuir la flacidez en la piel.
En los casos en que la pérdida de peso es muy importante, se puede considerar la Cirugía Reconstructiva, para eliminar los colgajos. En casos más moderados, puede tratarse la piel sobrante con tratamientos estéticos modeladores y reafirmantes. Ambos servicios son ofrecidos por Centro Cien.  


Diabetes

¿Puedo comer alimentos que contengan azúcar?

Si bien durante muchos años los pacientes con diabetes se han manejado con alimentos permitidos y prohibidos, actualmente hablamos de porciones, y moderación.
Si usted come esos alimentos en exceso hará que su nivel de glucosa en la sangre aumente más de lo esperado, se llenará pero sin incorporar los nutrientes que contienen los vegetales y los cereales y subirá de peso.

¿Por qué bajar de peso es bueno para la diabetes?
La pérdida de peso ayuda a las personas con diabetes de dos maneras. En primer lugar, disminuye la resistencia a la insulina, lo cual hace posible que se disminuyan los niveles de glucosa en la sangre de un modo más eficaz. Si usted toma medicamentos para la diabetes, la pérdida de peso disminuye los niveles de glucosa en la sangre y eso permite bajar la dosis o directamente dejar de tomar los medicamentos.
En segundo lugar, mejora los niveles de presión arterial y de grasas en la sangre, disminuyendo el alto riesgo tener enfermedades cardiovasculares que tienen las personas con diabetes.

¿De qué alimentos puedo comer grandes cantidades?
Todas las personas, no sólo las personas con diabetes, se benefician comiendo saludable, con moderación y equilibrio.  La clave para una vida sana es la moderación. Si usted puede controlar los tamaños de las porciones de los alimentos que ingiere, podrá comer una variedad de alimentos más amplia, incluso sus alimentos preferidos, y seguir manteniendo el nivel de azúcar en la sangre dentro de los valores normales.

 ¿Puedo usar edulcorantes de bajas calorías?
El consumo de edulcorantes de bajas calorías es seguro para cualquier persona, excepto para las personas con fenilcetonuria, que no deben consumir aspartamo. Los edulcorantes sin calorías, como el aspartamo, la sacarina, la sucralosa y el acesulfamo K no aumentan el nivel de glucosa en la sangre. Los endulzantes derivados del azúcar (xilitol, manitol y sorbitol) tienen algunas calorías y  aumentan ligeramente el nivel de glucosa en la sangre.

 ¿Cuánto peso debo perder por semana?
No hay una regla, pero si está haciendo un plan para perder peso, sería conveniente un descenso aproximado del 1% del peso por semana. Por ejemplo, si pesa 90 kg, perder 900 gramos a la semana. Pero si baja más lentamente, no se desanime, ya que una pérdida de peso lenta pero continua es la clave para no recuperar el peso ya perdido. En las personas con exceso de peso, sin ningún plan de comidas, se produce un aumento progresivo de peso. Por lo tanto, bajar lentamente de peso, no está mal, lo mantendrá saludable y le permitirá disfrutar de las comidas que le guastan en pequeñas cantidades.

¿Puedo tomar bebidas alcohólicas?
El alcohol no es un alimento, y si no bebe alcohol, mejor. Pero no está prohibido su consumo en las personas con diabetes, siempre que sea con moderación, que significa no beber más de una copa por día en el caso de las mujeres y no más de dos en el caso de los hombres. Una copa equivale a  150ml de vino, 355 ml de cerveza liviana o 45 ml de bebida blanca destilada con 80% de contenido alcohólico.
Asegúrese de que sus medicamentos no requieren que se evite el consumo de alcohol y obtenga la autorización de su médico para hacerlo.

¿No es más fácil el control de la glucosa si como lo mismo todos los días?
Probablemente, pero ese método de control de la glucosa no es muy nutritivo, además de lo aburrido que es. Una de las claves para la nutrición es comer una variedad de alimentos todos los días.
Mediante el control del nivel de glucosa en la sangre dos horas después de empezar a comer, usted puede enterarse de qué forma lo afectan los distintos alimentos. Con el tiempo, será capaz de prever de qué manera los alimentos, y las combinaciones de alimentos, afectan el nivel de glucosa en la sangre.

¿Existen hierbas que pueden ayudarme a controlar la diabetes?
Existen muchas hierbas cuyo efecto, supuestamente, es la disminución de los niveles de glucosa, pero no se cuenta con datos suficientes sobre ninguna de esas hierbas como para recomendarla para su uso en personas con diabetes.
La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) no considera que las hierbas sean alimento y no se las somete a pruebas para evaluar su calidad ni su contenido. Por lo tanto, los productos pueden promocionarse como beneficiosos para algunas afecciones sin que sea necesario que presenten pruebas de ello. Hable con su médico  acerca de los suplementos dietarios a base de hierbas antes de probarlos, ya que es posible que presenten una mala interacción con los medicamentos para la diabetes que usted toma.